Un día 2 de febrero

Historias 02 de febrero de 2021

Colocación de la piedra fundamental de la Iglesia

La presencia de religiosos en nuestra región se remonta a las primeras misiones que llegaban hasta la zona de Sierra de la Ventana. En 1768 el Maestre de Campo y Jefe de Blandengues  Manuel Pinazo, fue designado para llevar a cabo una expedición hacia el sur, debiendo, simultáneamente, realizar un reconocimiento de la región. 

En el “Diario que el Capitán D. Juan Antonio Hernández ha hecho, de la expedición contra los indios teguelches, en el gobierno del señor D. Juan José de Vertiz gobernador y capitán general de estas provincias del Rio de la Plata, en octubre 1 de 1770” figuran los nombres de quienes comandan el grupo de 166 expedicionarios, entre los que estaba el Capellán Presbítero Juan Simón Rodríguez, del orden militar. A doce días de marcha, la expedición atravesó campos del actual partido de General La Madrid. En el mencionado “diario” describen las características de un arroyo (lo llaman rio) al que llaman Salado y por la fecha nombran al paraje “Nuestra Señora del Pilar”, denominación que ha persistido en el tiempo y hasta  hoy se conserva. Es este uno de los primeros testimonios de la presencia de sacerdotes en nuestra zona. 

Otra autoridad religiosa que paso por esta región fue Monseñor Mariano Antonio Espinosa, que en su carácter de Capellán General del Ejercito expedicionario al Rio Negro, designado por el Presidente Nicolás Avellaneda, en abril de 1879 paso por esta< zona, integrando el ejercito de Roca. Espinosa fue, mas tarde, primer obispo de La Plata y Arzobispo de Buenos Aires.

La presencia de la Iglesia en nuestra región se remonta a tiempos fundacionales y entre las reservas que Casimiro Laplacette debía tener previstas en el plano del Centro Agrícola La Gama, figuraba un terreno para la construcción del templo parroquial.

El primer templo católico funcionó en la sede de la Sociedad Española de Socorros Mutuos, en el mismo lugar que hoy ocupa, sobre la calle Rivadavia, a pocos metros de la plaza San Martín. El edificio era alquilado y pagado por la Municipalidad. 

Si bien se había colocado otra piedra basal en 1897, la definitiva fue colocada durante una ceremonia realizada el día 2 de febrero de 1911.

Como la edificación del templo se hacía mediante aportes populares, la construcción demandó muchos años. Una comisión de damas administraba los fondos que se lograban mediante colectas y actos benéficos.

La inauguración de la primera etapa, templo sin la torre y campanario, se realizó el 25 de diciembre de 1922, con la presencia del  entonces Obispo Auxiliar de La Plata y luego Cardenal Primado de la Argentina, Monseñor Santiago Luis Copello. “Pero esa es otra historia”.