El paso del tiempo

Hoy x Hoy 03 de mayo de 2021 Por Pedro Guillardoy

Como nos han prometido tantas cosas, durante tanto tiempo, tenemos bien claro que la paciencia es buena amiga del que espera, aunque los tiempos también son finitos y un día se agotan.

En la última sesión del mes de octubre del 2020, el Concejo Deliberante local trató entre otros temas, el estado del cruce de las Rutas 67 y 86 y se mencionó, que entre otras de las cosas pendientes de la pavimentación y la video conferencia, había quedado un poste del tendido eléctrico, justamente en el medio de la calle. Personalmente desconfié de lo que se decía y salí de la duda cuando fui hasta el lugar y efectivamente, ahí estaba el palo.  

No recuerdo que se haya vuelto a hablar sobre el tema, pero en estos días, pase por el lugar el poste sigue en el mismo sitio.

Si me atengo al despliegue informativo  que se le daba a la pavimentación de la RP 67 y las cadenas nacionales dispuestas para su anuncio, no me quedan dudas que esa  obra era sumamente importante y por eso no entiendo como el poste sigue en el mismo lugar, exponiendo a los transeúntes a tanto peligro 

No tengo en claro si el lugar era de jurisdicción nacional, provincial o municipal, porque en el anuncio de la obra estaban todos. Tampoco tengo noticias si el tendido de la línea de electricidad es de jurisdicción privada. Ahora, lo que no me quedan dudas es que lo importante era, en su momento, hacer anuncios que más que el bienestar de la gente  apuntaban a una necesidad electoralista. Pasado esa instancia, lo demás no importaba.

Mientras escribía estas líneas pensaba, que  pasaría si alguien, una noche de estas, no advierte el poste y “se da el palo” ¿Quién va a ser el responsable?, sin ninguna duda el que circulaba por el lugar y no se dio cuenta de este obstáculo. ¡Hay que ser….., andar por la ruta y no mirar por donde!

Desde mi lugar, formulo fervientes votos para que alguna vez, alguien determine a quien pertenece solucionar el problema y haga algo. Por el interés que le han prestado al reclamo, creo que no voy a estar para entonces, porque para los de mi generación “El tiempo pasa//nos vamos poniendo viejos y como también dice el cubano: “Las viejas discusiones/se van perdiendo entre las razones”. Ojo, entre las de la política, no entre la razón  de la gente.