Un 26 de junio

Historias 26 de junio de 2021

Un 26 de junio pero de 1911, se inició la construcción de la Iglesia Parroquial de General La Madrid, obra que recién fue concluida hacia fines de 1922.Iglesia

Quien se desempeñaba como Cura Párroco, el Padre Luciano De Base fue quien ofició la primera Misa, el 10 de diciembre de 1922 y pocos días más tarde, el 25 de diciembre de 1922, el flamante templo fue bendecido por Monseñor Santiago Luis Copello.

Monseñor Copello viajó a General La Madrid para esta bendición, en su condición de Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de La Plata, cargo al que había accedido el 8 de noviembre de 1918 y que luego lo dejaría para continuar su tarea pastoral hasta que en 1932 se lo designara Arzobispo de Buenos Aires.

La inauguración se hizo sobre la primera etapa de construcción, ya que restaba erigirse la torre y el campanario, que fue concluido e inaugurado el 16 de julio de 1930. En oportunidad de  celebrarse el Día de la Patrona del pueblo, Nuestra Señora del Carmen, cuando era Cura Párroco el Padre Ramón Gavernet.

El inicio de la construcción

Sobre el inicio de las obras de construcción del templo parroquial, hacia mención en su edición del 2 de julio de 1911, un periódico local cuya administración ejercía  José Cladera, que aparecía los días domingo y se denominaba La Voz del Pueblo.

“Un día tras otro, al despertarnos a la luz crepuscular, nos sorprende agradablemente la subida gradual del termómetro que marca los adelantos materiales de nuestro pueblo. Por ende, es indefinible la satisfacción que inunda nuestro ser al poder describir los pasos de gigante que da Lamadrid hacia el desarrollo de su perfección y embellecimiento.

Un día es la brillante luz en nuestras calles y plaza que disipa las espesas tinieblas de la noche para convertirla en claro día; otro el avance sorprendente, de la edificación particular; más tarde nos encontramos con la inauguración de un hermoso y elegante teatro;  otro día admiramos la solida construcción de dos elegantes edificios bancarios y hoy, finalmente, el comienzo de la majestuosa Iglesia Parroquial.

Encontrarás pueblos. Decía Plutarco al epícuro Colote; sin leyes, sin monedas, sin gimnasios, letras, pero sin templo imposible.

Efectivamente, puede recorrerse toda la redondez de la Tierra.

Pueden visitarse ciudades, pueblos y aldeas y en todas y en cada una de ellas se hallará el exponente de la civilización, cultura y progreso que es la Iglesia.

Repetidas veces. En el decurso de varios años, había intentado, nuestra sociedad, llevar a cabo semejante obra de progreso; empero, el encantador proyecto se había estrellado ante las encontradas luchas políticas.

La actual Comisión de Damas Pro Templo, que cuenta en su seno con personas distinguidísimas, venciendo dificultades y separando obstáculos dio comienzo a la obra, con la consiguiente satisfacción y aplauso del vecindario, salvo honrosas excepciones, el 26 del actual cuya fecha,  al par, que constituye un timbre de gloria para la comisión, quedará incrustada con caracteres indelebles  en las doradas páginas de nuestra incipiente historia.

La obra ha quedado bajo la sabia dirección del simpático joven D. Carlos J. Ballarati inspector de arquitectura en el Departamento de Ingeniería de La Plata el cual vino de ex profeso para hacer el replanteo de los cimientos.

El competente constructor D. Carlos Scorti pondrá toda su reconocida maestría en el desarrollo del proyecto.

La Comisión de Damas ha tenido el acierto de encargar la administración de las obras al prestigio de los caballeros D. Andrés T. Villanueva Comisionado Municipal, D. Antonio G. Noya Gerente del Banco Comercial, D. Enrique Ancely  Comisionado Escolar,  D. Casimiro Laplacette y D. Segundo Merlo.

No tenemos la menor duda que, el pueblo reconocerá una poderosa garantía en la honorable comisión de caballeros  y se esforzarán las personas pudientes en secundar sus laudables esfuerzos a fin de que no sufra un eclipse esa estrella de progreso que empieza a nacer”imagen iglesia 3