Desde Juntos están preocupados por el proyecto del oficialismo para eliminar la representación de los productores en el Consejo Directivo del INTA  

Agropecuarias 31 de agosto de 2021

 A través de un proyecto legislativo, el actual diputado provincial, y precandidato a la reelección por la lista Dar el Paso, Emiliano Balbín, manifestó su preocupación ante la presentación del proyecto de Ley 3448-D-2021 en la Cámara de Diputados de la Nación, por las diputadas Alcira Figueroa y Mabel Caparrós, ambas del oficialismo, mediante el cual se busca modificar la composición del Consejo Directivo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), dejando fuera de este a la representación Académica, Técnica y de la Producción.

 “Si se prospera con este proyecto se estaría atacando nuevamente, sin justificativo alguno, al sector agropecuario de nuestro país”, señaló Balbín.

 El INTA fue creado el 4 de diciembre de 1956 por medio del  Decreto Ley 21.680/56. El organismo nació con la finalidad de “impulsar, vigorizar y coordinar el desarrollo de la investigación y extensión agropecuaria y acelerar, con los beneficios de estas funciones fundamentales, la tecnificación y el mejoramiento de la empresa agraria y de la vida rural”.

 En la actualidad, el INTA representa un aporte clave al sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial. La investigación y el desarrollo son los pilares de trabajo que toman cuerpo en el Plan Estratégico Institucional donde se despliega una visión de largo plazo para responder a las demandas de todas las regiones del país.

 Los convenios nacionales e internacionales que el INTA suscribe con los más diversos organismos y entidades del sector público y privado permiten crecer y aumentar la intervención en las cadenas de valor, a fin de mejorar el desarrollo rural sustentable en todo el territorio nacional.

 “El INTA es un organismo de vanguardia en el desarrollo agro-tecnológico mundial, que está junto al productor y sus necesidades asistiendo a los sectores sociales que merecen atención. De este modo, proyecta sus acciones para alcanzar competitividad, sostenibilidad social y económica con sentido nacional, priorizando la sustentabilidad ambiental de los territorios”, valoró el legislador.

 “Ante la presentación del proyecto las entidades rurales han repudiado la modificación del Consejo Directivo que se pretende”, dijo, y finalizó: “esta polémica iniciativa va en detrimento del control social que ejercen las instituciones representadas en el INTA y daña el sentido federal y plural con el que está conformado el organismo”.