Acerca de hijos, árboles, libros y otros sueños

Agropecuarias 19 de octubre de 2021

La gente de Zona Campo (zonacampo.com.ar) anduvo, otra vez, por General La Madrid y en esta oportunidad  visitaron La Posta, entrevistaron a Tiburcio Imaz y el domingo 17 de octubre publicaron  una extensa nota.

Esta es la transcripción de lo publicado por el medio olavarriense:

Cinco hijos, varios nietos, incontables árboles plantados. Ahora Tiburcio Imaz va por el libro, para celebrar sus 60 años en 2022.  

 imagen nota Tiburcio Imaz

Dicen por ahí que si alguien quiere dejar huella de su paso por la vida, debe tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro. En el caso de Tiburcio Imaz, los dos primeros pasos están cumplidos con creces, y ahora va por el tercero.

 

Joaquín, Sofía, Eugenio, Justo y Lucio dan cuenta del primer "rubro", y ya se abre camino una tercera generación de nietos con Pilar, Catalina, Benicio y Ramón a punto de nacer en estos días. De los árboles plantados, se perdió la cuenta hace rato.

El turno del libro llegará en 2022, para celebrar el año de su cumpleaños número 60, con una mezcla de autobiografía y explicación del sistema que viene implementando desde hace más de 20 años en su campo, y que terminó adquiriendo una identidad propia: el Pastoreo Racional Imaz.

 

ZonaCampo.com.ar dialogó con Tiburcio, que nos adelantó algunos detalles del proyecto, y nos puso al tanto de cómo le está yendo con su esquema productivo y con las capacitaciones presenciales y virtuales que brinda en PRImaz, de las cuales ya han participado más de 500 personas y de lo cual da cuenta un perfil de Instagram con casi 10 mil seguidores.

 

ZonaCampo: Cumplir sesenta es una ocasión especial. ¿Por qué se te ocurrió celebrarlo con un libro?

Tiburcio Imaz: La idea de escribir un libro la he tenido desde siempre, son cosas como que están en el subconsciente, de dejar algo escrito para los que vengan después. Todos conocemos alguien en nuestra familia que es el que lleva los recuerdos, los contactos, y en algún momento esa persona falta y los conocimientos se pierden, por eso yo quiero dejar registro de mi vida y mi trabajo para los demás.

 

ZonaCampo: Vos sos un comunicador nato, porque puede haber muchos productores que trabajan con eficiencia, pero son muy pocos los que han organizado algo como lo que hacés con Encarnación recibiendo gente para capacitar.

Tiburcio Imaz: Creo que está en la mi naturaleza. A mí me gusta mostrar y compartir lo que hago, lógicamente que las capacitaciones son parte de nuestro trabajo pero no las hacemos solamente por el tema económico, yo podría vivir tranquilamente de mi producción y mucho más ahora que tenemos un rodeo propio de 300 madres de calidad, pero me gusta transmitir esto, que es cultura. Cultura no es solo leer a Shakespeare, el trabajo, la vida en el campo, estar en la naturaleza, eso también es cultura.

 ZonaCampo: Adelantanos un poco del libro, si se puede.

Tiburcio Imaz: Tal y como lo hago en las capacitaciones, la idea es contar mi vida y mi trabajo, que son cosas que van muy juntas. Siempre digo que se puede vivir en el campo, y se puede vivir del campo. Cuando uno escucha en los medios del sector que el campo no da económicamente, pareciera que en vez de ayudar están contra el campo. Hay gente que tiene campo y lo quiere vender, hay otros que les empieza a ir bien con otra cosa y compran campo, la clave es entender que es igual que una empresa... hay que invertir para que funcione y rinda frutos, incluyendo invertir tiempo y trabajo.

 

ZonaCampo: La primera vez que vinimos a La Posta fue porque habíamos escuchado el cuento de que en pleno invierno, cuando todo el mundo saca las vacas a la calle, vos estás apurando las parcelas para que el pasto no se pase. ¿Es difícil de lograr eso? ¿Qué dice la gente que viene a capacitarse?

Tiburcio Imaz: No es difícil para nada, yo puedo hacerlo, cualquiera puede hacerlo y en cualquier lugar, solo hay que estar. Cuando la gente llega, sobre todo los que vienen a la tardecita cuando ya terminé la última recorrida, yo les cuento como ha sido la historia de mi sistema, y lo que van a ver al otro día. Algunos me lo dicen, a otros les veo la cara, les parece que soy un fanático o un exagerado, pero al otro día, cuando hacemos la recorrida, todos me dicen "pero... esto no es tan difícil", y no lo es para nada, solo que hay que hacerlo. Si yo tengo muchos planes pero nunca los concreto, no lograré nada. Y no hace falta ser tan inteligente, a veces es más importante la perseverancia, aunque cuando las dos cosas van de la mano, no te para nadie.

ZonaCampo: Difícil o no, lo que queda bastante claro es que debe insumir bastante tiempo, es algo en lo que hay que estar muy encima...

Tiburcio Imaz: Si, es muy exigente, sobre todo hasta que el sistema se estabiliza. Durante muchos años trabajé con hacienda capitalizada, es un esquema mucho más complicado y cambia todos los años, pero ahora que tenemos nuestro propio rodeo es muy diferente, en algún momento se estabiliza y después es cuestión de mantenerlo funcionando. Lo que sí, lógicamente, te tiene que gustar el campo, trabajar y vivir en el campo, si no, no se puede. El lugar de la familia también es fundamental, te tiene que apoyar y acompañar, y por otro lado, te da la posibilidad de que todos los miembros de la familia trabajen en diferentes cosas dentro del sistema, porque aunque el campo sea chico, hay muchas tareas.

 

ZonaCampo: Saquemos una foto de La Posta hoy. Son 142 hectáreas, con cierta aptitud agrícola pero siempre dijiste que los rindes son irregulares. ¿Qué carga tenés hoy de las diferentes categorías y como estás de pasto? ¿Tenés capacidad ociosa?

Tiburcio Imaz: Estoy a punto de concretar lo que vengo planificando desde hace años, que es tener el campo poblado con rodeo propio y ciclo completo, calculo que para el 2022 lo tendré. Hoy tengo 290 vacas paridas con sus crías, 50 vaquillonas de reposición, 20 caballos, los toros, y me sobra pasto por todos lados. La idea es llegar el año que viene a las 400 madres, todas de calidad, y con buenos índices, por encima del 90% de preñez y un destete promedio de 180, 200 kg.

 

ZonaCampo: Parece de otro planeta, todo eso en 140 hectáreas, pero está acá, en General Lamadrid, y encima se puede conocer. Te hago una última pregunta, y perdoname si parece la "letra chica" del tema... a vos llegar a esto te llevó 20 años o un poco más, porque lo aprendiste solo. Si hubieras hecho un curso o como los que vos das, ¿te hubieras ahorrado algo o tarda mucho en establecerse el sistema?

Tiburcio Imaz: Si yo hubiera podido verlo funcionando, me hubiera ahorrado 19 años de pruebas y errores. Lógicamente hace falta tener un capital para arrancar, pero es más que nada cuestión de tomar la decisión. Por eso le digo a la gente que empiece en un cuadro chico, que ensaye en 20 hectáreas y entonces si algo falla no se pierde tanto, pero si anda bien, en esas 20 maneja lo mismo que en 200. Si vos venís de un trigo, por ejemplo, y sembrás en tiempo y forma una pastura en febrero, marzo, en unos pocos meses la estás comiendo y ya empezaste. Tenés que invertir capital, pero es más que nada una cuestión de decisión, y acá no nos guardamos nada, te contamos cómo lo hacemos para que lo apliques en tu campo y en un año hagas lo que a nosotros nos llevó 20.