Silencio

Hoy x Hoy 29 de abril de 2022

A principios de la década de 70 y antes que dispusieran que los argentinos éramos “derechos y humanos”, un  cartel circular colocado en el mismísimo  obelisco nos informaba  que “el silencio es salud”.  En principio era para combatir la polución sonora de la entonces Capital Federal aunque sin estar muy informado, cualquiera se daba cuenta que más bien el carrusel era una clara advertencia sobre los temas, que ya por entonces, no era conveniente hablar.

De todo lo que siguió a la publicidad mencionada, mejor no hablar aunque justo es reconocer que si bien el silencio puede ser salud, en otras circunstancias es complicidad y entonces es mejor hablar aunque en algún momento se deban  reconocer errores  con los consecuentes pedidos de  disculpas.

Hace muchos días, justo cuando se espaciaron las apariciones de estas columnas y los temas de opinión desaparecieron, yo había publicado algún comentario y  una cifra que en cierto lugar  consideraron que no era correcta. Me lo hicieron saber, intentaron conocer el origen del dato consignado y me pidieron una rectificación. Únicamente accedí a rectificar lo dicho si me demostraban que lo expresado no era verdad. Acordamos que me llamarían para verificar mi error, pero hasta hoy “si te he visto no me acuerdo”.

Pasado el tiempo y regresando a este lugar de opinión tengo que decir, en primer lugar, que  cuando opino no pretendo descalificar a nadie, simplemente expreso lo que me parece y lógicamente, podría ser que no represente la realidad, es nada más que una apreciación personal.  Segundo, si alguien se molesta con lo que digo,  me puede fundamentar su situación y trataré de aclararlo, pero siempre en forma directa y personal, evitando a terceros. Y por último, a lo largo de tantos años en los medios, nunca he revelado las fuentes de información y esa actitud no es negociable.

Hoy hablaba de silencios y uno de los motivos que  dieron origen a AHORA LM es justamente,  tener un lugar para visibilizar algunas cuestiones de las que no se hablan y por las que algunas veces el silencio no es salud.

Hace unos días, durante la visita del Diputado Dichiara a esta ciudad, se originó un informal   encuentro con los medios locales. El legislador nos habló de su encuentro con el Intendente Municipal y la charla sobre obras de agua y cloacas. Al preguntarle  sobre viviendas me hizo referencia a 28 casas que se van a construir  y al mencionarle, sobre las otras 28, las de ARE, confesó no conocer el tema, del que fue “puesto en autos” por uno de sus acompañantes, el Dr. Pellitta.

¿Cómo puede ser que hablen de viviendas y no se toque el tema ARE? ¿Es una cuestión concluida? ¿28 familias, con mucho esfuerzo, pagaron una cifra importante y ahora nadie les da una respuesta? ¿Quién avaló  a la gente que nadie conocía, vino aquí, recaudó y se fue?.

Miren lo que se publicó, el 18 de agosto de 2021, en la pagina informativa oficial del Gobierno bonaerense: “El Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires (IVBA), dependiente de la Subsecretaría de Obras Públicas, reactivó este mes la ejecución de 28 viviendas en el partido de General La Madrid. Los trabajos implican una inversión superior a los 70 millones de pesos y tienen actualmente un avance del 25%.

Es importante destacar que la obra había sido paralizada en julio del año 2019 y dará solución habitacional a más de 110 vecinas y vecinos.

“Para la Provincia es muy importante reactivar y poner en marcha obras que el gobierno anterior dejó paralizadas", remarcó el subsecretario de Obras Públicas, Ernesto Selzer, quién además sostuvo que "finalizar estas viviendas es devolverle el derecho a estos 110 bonaerenses; el derecho de acceder a su casa propia, que les fue arrebatado hace dos años por la ex gobernadora  cuando paralizó la construcción de este complejo”.

Valen algunas aclaraciones: Entonces estábamos en año impar y había unas elecciones por delante. El funcionario declarante nunca vino a General La Madrid  a informarle a los adjudicatarios lo que decía en un simple parte de prensa.  El declarante ya no aparece en la lista de funcionarios del Ministerio provincial. Tampoco está el funcionario municipal que “tenía estrechas relaciones” en el Instituto de la Vivienda y cuando salía el tema “justamente, había consultado y en los próximos días todo se arreglaba”

Aristóteles pronunció una frase que luego fue trasladada al campo Nac & Pop: “La ‘única verdad es la realidad”. Aquí, lo concreto es que hay 28 casas a medio construir y nadie se hace cargo de las 28 familias que actuaron de buena fe, cuando les aconsejaron poner plata.

Desde hace años, el Balneario Municipal es una especie de postal que mostramos cuando se habla del pueblo. Ahí, precisamente, hay unas cabañas que alguna vez iban a ser una “villa turística” y quedó en el intento, es de esperar que la otra postal, la de la escultura de Regazzoni, no tenga como fondo otras viviendas abandonadas.

Todo esto lo digo sin querer molestar a nadie, con la sola intención de solidarizarme con 28 familias que conozco y comparto el La Madrid de todos los días y para hacer un poco de ruido, desvirtuando aquello de “el silencio es salud”