El francés que pasó por La Madrid.

Locales 20 de junio de 2022

Por esa actitud de compartir que siempre tiene Nico, nos enteramos que al cuartel de Bomberos había llegado, en la tarde del sábado (18/6), un francés que recorre el mundo en bicicleta.

 Más tarde lo descubrimos en la Coope de la calle Mitre cuando compraba algo para su cena sabatina y finalmente coincidimos cuando ingresábamos al cuartel.

A la pregunta si era el francés que venía procedente de Huanguelen, respondió en forma afirmativa y accedió a charlar y contarnos algo de su travesía en un buen castellano, al que él calificó de deficitario.

frances1

Dijo llamarse Jacques Sirat, nacido hace 58 años en Saint Antoine, un pueblo distante 60 kilómetros de Toulouse,  en territorio francés, cercano al límite con España. Y comenzó el relato, habló de su trabajo en una entidad bancaria, hasta cumplir los treinta años y su decisión de salir a recorrer el mundo, utilizando una bicicleta, la que permite andar a una velocidad apta para disfrutar de cada paisaje que atraviesa.

Nos contó que la idea original era, a partir de 1994, recorrer algunos años países de Europa y luego analizar el futuro, pero al período inicial le agregó otros lugares y ahora registra el paso por los cinco continentes.

Habiendo perdido el registro de las distancias recorridas, le quedan recuerdos que ha volcado en dos libros: el primero “Cyclonomade”  y el segundo “Les rayón de la bicicleta” este último con un titulo inspirado en “los rayos del vehículo que le permite desplazarse y los rayos solares que le iluminan el camino”  Estos libros fueron editados, en francés, y se encuentran a la venta internet mediante.

En su lugar natal tiene a su familia, integrada por su madre, próxima a celebrar 80 años, una hermana y sus sobrinos. Cada tanto vuelve a Francia y en una oportunidad lo hizo para reponerse de un accidente sufrido en Kenia, un país del África oriental, cerca del Océano Indico, en donde estuvo al borde de la muerte.

No es la primera vez que viene a la Argentina, a la que ha recorrido de norte a sur y hablando de la Ruta 40, dijo haberla transitado en toda su extensión, en dos oportunidades, y ahora viene viajando desde el oeste del país, por lo que ha sufrido los intensos fríos del último tiempo.

frances2

En su andar por América, da un testimonio de lo que le toco ver y lo que sufrió durante la pandemia, la que pasó en Colombia, en donde lo aislaron por mucho tiempo. Cuenta de la realidad de las naciones sudamericanas  y entre estas, lo que sucede en Venezuela, en donde solo pudo recorrer unos kilómetros.  Ha visto los caminos de las drogas, en la costa colombiana del Pacifico, desde donde bajo hasta Chile y luego entro a la Argentina.

En la tarde-noche del sábado tenía decidido seguir viaje el domingo sin un rumbo fijo, aunque quería conocer Tandil y para ello debía elegir el camino a seguir, porque no le gusta andar por rutas muy transitadas para evitar tener que padecer los imprevistos de algunos  conductores de automóviles y vehículos de carga.

Sobre la gente que encuentra a su paso tiene el mejor de los conceptos y sostiene que la imagen de quienes no hacen las cosas bien, se debe a los noticieros, especialmente los de televisión, que muestran –por una cuestión comercial-  los hechos excepcionales, coincidiendo que la noticia no es el avión que llega sino el que se cae.

La charla fue extensa y en los fundamentos de su vida nómade está una forma de entender la libertad,  y explicando que la suya es recorrer el mundo y conocer gente sin un plan previo, dejándose llevar por las cuestiones del día a día y poder observar a la naturaleza en forma directa y sin apuros.

Conocimos o al menos descubrimos algunas facetas de un hombre que a los treinta años dejó la seguridad de un trabajo estable y una vida sin sobresaltos para emprender una aventura de un tiempo breve y que luego mutó hacia una forma de vivir que ya lleva 28 años y no sabe cuándo habrá de concluir.