Siempre hay algún problema

Hoy x Hoy 25 de noviembre de 2020 Por Pedro Guillardoy
COLUMNA
COLUMNA

El tema se inició, por acá, en octubre de 1883, cuando el Ferrocarril del Sud, completó el tramo Azul-Olavarría-La Gama, de la línea Plaza Constitución – Puerto de Bahía Blanca.

En abril del año siguiente, se completó la obra y el Gobernador Dardo Rocha viajó desde La Plata para inaugurar el “moderno” servicio.  Como sería de importante la estación de nuestro pueblo, que el tren se detuvo para brindarle una recepción al mandatario bonaerense, que luego siguió viaje y no se detuvo en Bahía para saludar a los vecinos de la ciudad, generando una reacción de los que se sentían desconsiderados.

Desde aquel momento  el tren fue el medio de transporte que servía para viajar en pocas horas a Buenos Aires y para sacar la producción de la región. Por mucho tiempo fue quien movilizaba  todo, hasta que en la década del 60, aparecieron los primeros micros.

Ni los distintos planes implementados para “destruir” al ferrocarril  lo afectaron. Muchos ramales paraban y los pueblos iban desapareciendo, pero por esta via seguían pasando trenes, de carga y de pasajeros.

Apareció Ferrobaires y hasta Menem, cuando estaba en campaña para su reelección, vino en helicóptero hasta la cancha de Racing y se tomó “El tren de la Victoria”.  Una formación de los cuarenta, con un coche en el que había viajado Perón y fue parando en todas” hasta Bahía. Miren si sería importante el tren.

Las rutas pavimentadas modificaron el envío de cargas, y hasta hubo algún momento en el que los trenes no paraban.

En junio de 2016, quedó un solo servicio, venia de Buenos Aires los viernes y volvía los domingos, y ya eran los trenes nuevos. Cómodos, limpios y hasta con aire acondicionado. El 28 de julio del mismo 2016, el servicio incorporaba su parada en General La Madrid.

El  8 de julio de 2017 se agregaron dos nuevas frecuencias semanales y se incorporó la parada en Saavedra. De esta forma el corredor recuperó sus históricos tres servicios semanales que se habían suprimido a partir de la suspensión de Ferrobaires del 30 de junio de 2016. Periódicamente se dispusieron actualizaciones de las tarifas  y el 26 de julio de 2019, se agregó la parada en Cacharí.

 Según lo dispuesto por el Ministerio de Transporte, desde el viernes 20 de marzo de 2020, momentáneamente todos los servicios de larga distancia se suspenden hasta nuevo aviso por cuestiones de sanidad relacionadas con la pandemia del coronavirus.

Y por fin, el pasado 13 de noviembre, se anuncia la reanudación de este servicio para el 27 de noviembre de 2020. Dado el contexto del ASPO o DISPO vigente por la pandemia del Covid-19, por el momento se realizará un servicio de una frecuencia semanal, sin coche camarote y sin servicio de restaurante. Solo podrán viajar pasajeros con Certificado Único Habilitante de Circulación y con pasajes adquiridos en forma anticipada, no se realizará venta de pasajes a bordo del tren. Las tarifas y tiempos de viaje se mantendrán igual que en marzo último.

Pero no podía faltar un pero. Resulta que los pasajes hay que adquirirlos en forma anticipada y por  Internet, con un 10% de descuento. Para jubilados y pensionados hay un descuento del 40% del pasaje, pero deben adquirirse en las estaciones de la línea. En todas las paradas hay boleterías, menos en una… ¡Adivinaste!.

Estuve averiguando y me atendieron muy bien, pero nadie supo decirme que hay que hacer si queres viajar desde General La Madrid. Además. No se venden boletos arriba del tren, como antes ocurría.

Me pareció que podía interesar a algún funcionario local, a quien fui a ver, estaba en una reunión, no me atendió y pese a que deje constancia de la “visita”, no me llamaron.

Deberíamos movilizarnos y  como se logró la parada, en julio de 2016, pedir  solución para el problema, teniendo en cuenta que el servicio es muy bueno, mucho más barato que el micro y en pocos días el servicio será para todos. Yo estoy, si es que puedo aportar algo.

Hasta mañana.