Chiche Duhalde y el gobierno nacional

Interés General 07 de diciembre de 2020

La ex senadora Hilda "Chiche" Duhalde criticó con dureza al Gobierno y dijo que el 2020 fue un año de "pésima gestión". Además, cuestionó el recorte de fondos coparticipables a la Ciudad de Buenos Aires y consideró que la ley que aprobó el oficialismo es "una vergüenza".

"¿Me deja decir lo que pienso? Es muy brutal lo que pienso, pero son unos hijos de puta. Lo que están haciendo con la Ciudad de Buenos Aires es una vergüenza, porque lo hacen de la manera más descarada", sostuvo "Chiche" Duhalde en diálogo con el programa Antes y después, que emite radio La Once Diez.

"A [el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez] Larreta, aunque yo no soy de Cambiemos, me gustaría verlo con mucha más fuerza defendiendo lo que les corresponde. Es un ataque feroz, no corresponde que lo hagan, pero se han empecinado, como siempre. El kirchnerismo sigue para adelante, nada lo detiene", agregó. Y en ese sentido, lanzó: "Por eso nunca fui kirchnerista".

"Me entusiasmé cuando llegó Alberto [Fernández] al poder, porque creí que iba a hacer otra cosa, creí que iba a conducir el país. Hoy, terminado su año de mandato, la desilusión es atroz", añadió la dirigente del Partido Justicialista.

En ese sentido, hizo un balance sobre el primer año de gobierno del Frente de Todos: "La pandemia fue un telón que hizo que no pudiéramos evaluar la actuación del Gobierno. Pero uno puede correr ese telón y hay cosas que podrían haberse hecho".

Y siguió: "Por ejemplo, no seguir con tantos ministerios. Abocarse a dos o tres temas urgentes e importantes. Poner otros temas importantes entre paréntesis para cuando salgamos de esta situación tan lamentable, de falta de trabajo, salud, educación, seguridad, que son los temas más graves que atraviesa el país. Encontrar un Presidente con mejor claridad y energía, que no genere confusión, que no diga blanco hoy, y mañana negro. Hay cosas que no tienen que ver con la pandemia. Muchos se escudan en la pandemia. Este no ha sido un año de buena gestión, sino de pésima gestión del Gobierno", lanzó.

"No está leyendo la realidad", sostuvo, en referencia al Presidente. "Hay dos opciones: o miente descaradamente, o no está leyendo la realidad por cosas que él sabrá. Como decíamos hace muchos años: le hacen el diario de Yrigoyen, o miente descaradamente. Con los datos que no solamente da la UCA, sabemos que la canasta básica está hoy en 50 mil pesos. ¿Vos me podés decir cuánta gente gana 50 mil pesos? ¿Y si una persona gana 60 mil pesos, ¿dejó de ser pobre? Tampoco: porque no lo puede sostener si tenía un auto, si tenía una prepaga o si quería mandar a su hijo a un colegio un poquito mejor".

Chiche Duhalde integró la Mesa contra el Hambre que formó el Gobierno cuando asumió y se fue: "Me fui porque no me gusta que macaneen", reveló. "Cuando alguien quiere hacer algo bien, llama a expertos, y hacen una mesa que funcione. Pero la mesa se armó antes de la pandemia, y se volvió a reunir, con los mismos actores, que no tienen que ver con la experiencia que se debe tener en el tema del hambre, y volvimos a repetir lo mismo, y seguimos con las mismas metodologías, de planes y más planes. Entonces dije: 'Yo de acá me voy'. Todos son distintos planes. Si vos sumás todo, son grandes sumas de dinero. Y la gente dice: ¿Para qué voy a trabajar, si me viene de arriba? La cultura del trabajo se está perdiendo. Y va a ser muy difícil recuperarla", opinó.

Por su parte, se distanció de los dirigentes oficialistas que defendieron a Amado Boudou, y opinó que el exvicepresidente debería ir a la cárcel. "Eso es lo que ellos saben hacer, es su metodología. A mí me alegró que la Justicia haya actuado como ha actuado. Lo que no entiendo es por qué está en su casa. Tiene que estar -como cualquier hijo de vecino que comete un delito, y sobre todo delitos de esta naturaleza- donde tiene que estar, que es en la cárcel".

Consultada sobre la necesidad que apuntan los sectores empresarios sobre la necesidad de una reforma tributaria, opinó: "Tenemos que hacer una reforma tributaria en serio". "Es imposible que quien quiera venir a invertir, ya sea desde afuera o cualquier argentino que tenga algún recurso económico y decida abrir una pyme, pueda hacerlo y que pueda ser todo en blanco no lo puede hacer porque seguramente no va a tener ganancias y va a terminar frustrándose y cerrando su pequeña empresa".

"Tiene que haber un mayor respeto por todos los empresarios, grandes, pequeños y medianos", lanzó.