Ahoralm Ahoralm

Últimas publicaciones

Jubilados y los aumentos que no cobran

Hoy x Hoy 06 de septiembre de 2023 Pedro Guillardoy Pedro Guillardoy

La riqueza del idioma castellano nos permite tener varias expresiones ante cualquier  ocasión, porque el castellano que hablamos  tiene mucha riqueza aunque carece de pureza.

Diversos factores como el idioma de los inmigrantes, las redes sociales (sin contar a los que ignoran gramática y ortografía) y los medios que nos imponen nuevas palabras o giros idiomáticos, hacen que nuestro idioma viva y este en constante transformación.

El “flaco” loco, al que honran su memoria en la ciudad de Azul, le decía al “gordo”, “cosas vederes, Sancho, que non…” bien podría traducirse a este momento expresando ¿viste dogor, lo que hacen estos Hijos de….- 

En fin, disquisiciones sobre una de nuestras herramientas de expresión, pero pasando a otro tema, tenemos el caso de algunos jubilados y el IPS.

Dejando de lado a los empleados del Banco de la Provincia y la Policía, todos los funcionarios, empleados de los organismos oficiales y de los 135 municipios, destinan un porcentaje fijo de sus haberes (básico + bonificaciones) a la caja previsional (Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires) y como este sistema tiene movilidad, cuando un agente activo recibe un incremento en su salario, el jubilado con cargo equivalente  también lo recibe en igual porcentaje.

Alguna vez y no hace tanto, por imperio de una ley transitoria se permitió a los trabajadores activos pasar a jubilarse si cumplían determinados requisitos. La intensión era aliviar la carga de personal. Pero por eso de la ley y las trampas, lo que se buscaba eran vacantes para nombrar a gente “del palo”. Se cometieron algunas transgresiones que en un momento no podían soslayarse. Hubo denuncias, investigaciones, “perjuicios” sin llegar a sancionar a los verdaderos culpables.

En nuestro Municipio, la investigación alcanzó a 101 beneficiarios, jubilados por la mencionada ley. De ellos 22 se ajustaban a lo legislado y tenían su beneficio en forma correcta, los otros 79 habían incurrido en datos falsos y en consecuencia sus jubilaciones eran “truchas”. A estos los habían beneficiado con más años de servicio, categorías más altas u otras cosas y hubo un par de casos detectados, en los que los jubilados nunca habían trabajado para el municipio ni aportado al IPS,  cometiendo un hecho al que debería caratularse como estafa. 

Pero no siempre el estafado ha sido el organismo estatal, hay un caso actualmente vigente en el que las víctimas son, justamente, los jubilados del IPS.

A lo largo de estos tiempos y con una economía un tanto “volátil”, las autoridades municipales y los representantes sindicales, se han venido reuniendo y estableciendo actualizaciones salariales. El sistema es simple, a la luz de datos  estadísticos sobre inflación, unos piden  y otros ofrecen, hasta que llegan a un punto intermedio y se acuerdan porcentajes de mejoras a los salarios básicos. 

Establecido el acuerdo, los “activos” cobran su próximo sueldo con las actualizaciones acordadas y los “pasivos” también deberían cobrar su jubilación actualizada, pero eso no sucede. Antes, por “cuestiones burocráticas” las actualizaciones demandaban un par de meses, ahora desde el incremento de abril, nada.  

Hace algunos días, el Intendente interino, una concejal y un representante del Sindicato  de municipales y a la vez concejal, viajaron a La Plata y presentaron el reclamo ante funcionarios del IPS. Les explicaron que existían problemas en los mecanismos de liquidación; que era un problema de varios municipios; que lo iban a solucionar; pero que hasta octubre, cuando perciban los haberes de setiembre no habrá solución.

El problema afecta a los trabajadores municipales exclusivamente. Como hay algunos Intendentes y jerárquicos  que cobran altos montos, pueden esperar, pero son muchos los que cobran poco y entonces el perjuicio es muy grave. 

Mientras los montos que perciben los jubilados municipales de General La Madrid, no han sido actualizados desde abril 2023, la inflación marco los siguientes porcentuales: abril 8,4%, mayo 7,8%, junio 6,5%, julio 6,3% y en agosto se estima un incremento de dos dígitos.  Con estos números fácil es advertir cual es el problema originado por el retraso del IPS, cuyos empleados seguro cobran en termino.

Hay trabajadores a los que se le presentan serias dudas. Como, lo que cobraban en abril ya no les alcanza ni para cubrir sus necesidades básicas,  deben optar. Por ejemplo: los gastos de comidas y los de remedios. Si comen no pueden comprar medicamentos esenciales para cualquiera de sus dolencias y si por el contrario tratan de curar no pueden comer. Y lo mas grave es que de persistir esta situación, advierten que comiendo y no medicados o medicados y no comidos, el futuro es el previsible.

Esta es la situación de 248 jubilados municipales,  beneficiarios del IPS en General La Madrid. Gente que trabajó muchos años, a quienes les descontaron un porcentaje de sus salarios para una cobertura previsional que ahora no les llega. 

Puestos en conocimiento de lo que les sucede a esos 248 vecinos y sus respectivas familias, volvamos a los del idioma castellano original y sus actualizaciones ¿Cuál de las frases que proponíamos al principio correspondería? La Quijotesca  “cosas vederes que non…” o “¿viste dogor?, lo que hacen estos Hijos de….- 

 

 

 

 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter