Hora cero

Hoy x Hoy 23 de julio de 2021 Por Pedro Guillardoy

“No hay tiempo que no se acabe/ ni tiento que no se corte”, así definió magistralmente al tiempo el genial Hernández. Algún académico podría decir que su paso es inexorable, no se puede evitar, eludir o detener. 

Para mí, tarde o temprano todo llega y es por eso que la inquietud que tenía por saber, antes del sábado 24, como se conformarían las listas de candidatos para la elección de concejales y consejeros, ya está llegando.

A diferencias de otras veces, no se ha “convocado” esa especie de “cabildo abierto”, al que podía asistir cualquier ciudadano de La Madrid y proponer “su” candidato, como hacia el actual oficialismo. Ni tampoco se recurrió al bolígrafo del doctor para conformar la lista de los compañeros representantes. 

En declaraciones que he leído por ahí, los titulares de las dos agrupaciones que participarán de los comicios ya lo dijeron: “serán elecciones diferente” y en cierto modo raras. Primero por las circunstancias que nos han tocado vivir, las que cambiaron todos los escenarios y segundo por la modificación del calendario electoral y lo que queda para hacer una campaña en tiempo y forma.

El cierre de las listas partidarias se producirá mañana (24/7), es decir que ya debe estar todo decidido, tanto en un lugar como en el otro, porque he omitido hablar sobre lo que fue nuestra primicia, pero es del dominio público,  que Imaz no presentará candidatos. Entonces Juntos por el Cambio o como se llame y el Frente de Todos o como se llame, ya han cerrado discusiones –si las hubo- y ahora a trabajar por ver si el resultado es 4 a 2 ó 3 a 3.

A fuerza de ser sincero, creo que tengo una de las listas pero no se nada de la otra. Una, con todos los candidatos nuevos, como si quisieran pertenecer solo al presente y divorciarse del pasado, tiene definido los puestos importantes. La otra lista, aparentemente, también tiene todo resuelto y no habría mayores cambios.

Sin duda serán campañas diferentes. Unos apostando a seguir como en años anteriores, confiados que si hasta ahora todo ha salido bien ¿para qué cambiar?. Por el otro con una renovación total, hasta ahora de nombres, queda por saber si también habrá renovación de ideas. 

Siempre, a la confección de listas le suceden alguna polémica y quedan“doloridos” que pretendían ser tenidos en cuenta, a partir del domingo, cuando tengamos la certeza de los designados podremos develar los nombres y saber si han quedado heridas.