Otro tema importante

Hoy x Hoy 25 de agosto de 2021

En los últimos días la atención de los medios y consecuentemente de quienes los siguen en busca de información, está centrada en temas sociales como los cumpleaños de  algunas señoras y las PASO, que a su vez moviliza a políticos y funcionarios. 

“El” cumpleaños y las discusiones, si hay que enjuiciar al “dueño” de casa, sobre quien facilitó las fotos y si Alberto “tiene que hacer lo que tiene que hacer” o si las justificaciones alcanzan, son temas que nos preocupan, pero hay otros tanto o más importantes de los que deberíamos ocuparnos. 

La situación económica es una de ellas, que cada día se muestra con mayor intensidad y repercute, precisamente, en quienes  cuentan con menos armas para darle pelea. A lo mejor en nuestro medio no se nota tanto, pero en otros lugares, especialmente  en las grandes ciudades es donde se muestra con mayor crudeza y llega a cuestiones relacionadas con la simple supervivencia.

Claro, este es un tema de hace mucho tiempo y lo actual son las PASO y lo que importan son los resultados de las encuestas, especialmente en saber cómo pegó la foto de la fiesta y lo que opina el ciudadano común, porque ese es el que  en definitiva va a determinar si hay cambio o todo sigue igual.

Pero el tema social está y es realmente importante. Las redes, ayer mostraron un caso dramático y que afecta a una vecina. Alguien con quien nos cruzamos todos los días y que ahora nos muestra con su mensaje, una situación que nos debe movilizar a todos, pero especialmente a quienes, justamente ahora, nos dicen que todo está por arreglarse.

Una señora joven, madre de dos hijos pequeños, expuso su situación en las redes y nos advirtió sobre el momento que está pasando. La vivienda que estaba ocupando debe desalojarla por vencimiento de contrato y no hay un mínimo lugar para alquilar. No pide nada mas que ayuda para encontrar una nueva vivienda. Como tiene trabajo y recursos para afrontar sus gastos, no quiere nada más que eso, una vivienda para alquilar.

Desde nuestro lugar, del lugar de quienes tienen su casa, el tema parecería simple, pero visto desde el lugar que le toca ocupar a esta señora, la situación está cargada de dramatismo y con final incierto.

El mensaje, simple pero contundente, se viralizó y somos muchos quienes compartimos  su preocupación sin tener posibilidades de una ayuda concreta. Lo nuestro es solidaridad   pura, la solución debe estar a cargo de quienes, precisamente en estos momentos hacen diagnósticos y proponen remedios eficaces.