Un 22 de setiembre

Historias 22 de septiembre de 2021

Un 22 de setiembre, pero de 1911, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, encabezado por  José Inocencio Arias, aprobó el trazado del Nuevo Pueblo de La Colina, gestionado por Enrique Santamarina y realizado por el Ingeniero Civil Santiago  A. Ferrari.

Breve historia del pueblo

A partir de 1862, por iniciativa de Jordan Krabbe, inician en el País actividades relacionadas  a la incipiente producción  agrícola – granadera y el desarrollo y administración de grandes extensiones de tierra en sectores rurales, en su mayoría pertenecientes a capitales ingleses.

En 1878 asume la conducción de la empresa Mr. Carlos Krabbe a los que posteriormente se suman  Douglas King y Trevor Mold, dando origen a The Krabbe, King & Cía.

Mediante sucesivas compras de seis fraccionas a sus propietarios originales, tales como  Mariano Roldan, José Almada, Juan Peyran, Tomás Jones y otros, se totalizan más de 32.711 hectáreas, que constituyen el establecimiento The Colina Estancia Company Limited. De esa superficie inicial hay que deducir, por ventas y donaciones a F. Wallace, Ferrocarril del Sud, Iglesia Anglicana San Juan Labrador y Sociedad de Socorros Mutuos (predio para el cementerio), una superficie cercana a las 200 hectáreas. 

A fines de 1883, se produce la llegada del ferrocarril a esta región, estableciendo la estación La Colina,  del ramal Buenos Aires – Olavarría – Bahía Blanca (Puerto de Ingeniero White) ramal La Gama; en campos de la Estancia Colina. 

A partir de esa fecha, en torno a la estación ferroviaria se van estableciendo pobladores que prestan servicios vinculadas  a las diversas actividades que la estación genera, debido a que pasa a ser el centro de transporte de una amplia región.

En 1889, Krabbe vende esta propiedad a Genaro Martinez, quien gestiona la creación de un Centro Agrícola en inmediaciones de la estación ferroviaria. El agrimensor O. Talomon realiza el trazado del Centro, que es aprobado, pero Martinez desiste del proyecto y la Estancia Colina, vuelve a su anterior dueño, Carlos Krabbe.

Carlos H. Krabbe  muere en Buenos Aires, el 6 de agosto de 1901, quedando sus bienes para su esposa Ada Mary Smith y los tres hijos: Hilda Mary, Carlos Federico y Clarence Brehmer Krabbe.

El 29 de abril de 1911, Krabbe, King & Cía., en su carácter de apoderados de “The Colina Estancia Company Limited” celebran un contrato de compra-venta de esta propiedad, por el cual transfieren a Enrique Santamarina el establecimiento de 32.577 hectáreas.

Inmediatamente, Santamarina inicia gestiones ante el Ministerio de Obras Públicas provincial para la creación del pueblo de La Colina, que no es otra cosa que el ensanche de la población existente frente a la estación.

El proyecto del trazado del pueblo es realizado por el Ing. S. A. Ferrari, quien presenta el proyecto en el Departamento de Ingenieros el 18 de julio de 1911 y obtiene un dictamen favorable. Finalmente. El 22 de setiembre de 1911, el Poder Ejecutivo bonaerense aprueba la traza del nuevo pueblo, cuya creación gestionara Enrique Santamarina y el replanteo del pueblo fue aprobado con fecha 29 de abril de 1912. 

El Ingeniero Ferrari, en el replanteo consideró reservas de uso público para diversas instituciones.

Por lo expuesto, se toma como fecha oficial de la creación del pueblo de La Colina, el 22 de setiembre, aunque de hecho, los primeros pobladores del lugar se hayan establecido, en 1883, cuando llegó el ferrocarril al lugar.