World News Day

Hoy x Hoy 03 de octubre de 2021

Hace unos días, para ser preciso: el 28 de setiembre,  centenares de medios periodísticos conmemoraron el World News Day, que no es otra cosa que el Día Mundial de las Noticias.

Con la celebración se busca destacar el valor que para los habitantes de este mundo tiene el estar bien informado en todo momento, especialmente cuando se deben tomar decisiones trascendentes.

El Día Mundial de las Noticias es auspiciado por la Fundación Canadiense de Periodismo (CJF) y el Foro Mundial de Editores (WEF), la red de editores de la Asociación Mundial de Editores de Noticias.

“Los periodistas han estado en primera línea cubriendo la pandemia, ayudando a las comunidades y al público a mantenerse informados y seguros. Lo mismo ocurre con el otro gran desafío al que se enfrenta nuestro mundo: la crisis climática”, esto lo dijo  Warren Fernandez, presidente del Foro Mundial de Editores y editor en jefe de The Straits Times. 

Fernandez escribió una nota que reprodujeron distintos medios y lo transcribimos a continuación:

¿Por qué el periodismo importa?

Cerca de 120 medios de todo el mundo se unen hoy para recordar el World News Day, una iniciativa que celebra el buen periodismo y que reúne a reporteros desde Toronto hasta Taipéi, y desde España hasta Singapur.

Esta, sin embargo, no es una ocasión para que los periodistas nos felicitemos por el trabajo que realizamos. Es para reflexionar cómo debemos desarrollar nuestra labor para que se enfoque en temas que les importan a nuestras audiencias.

Frente al reto de la pandemia provocada por el Covid-19, las audiencias han volteado al trabajo periodístico profesional más que nunca.

Quieren respuestas para saber cómo mantenerse sanos y cómo conservar sus empleos. Necesitan información veraz sobre el futuro que ya nos alcanza. Necesitan saber los hechos y datos de la realidad, por encima de esa otra pandemia que flota en el aire llamada desinformación. La gente busca a personas y a medios en quienes puedan confiar para que les ayuden a entender lo que sucede, a darle un sentido a estos tiempos turbulentos.

En un momento en que todo parece de cabeza, esto es lo que tenemos claro: las noticias verificadas importan. La verdad importa. La objetividad importa. Balance y equilibrio importan.

En pocas palabras, el periodismo de calidad importa.

De cara a la pandemia global, la humanidad dejó ver cientos de historias de coraje y esperanza de los que periódicos y medios de información dieron cuenta. En todo el planeta, las redacciones han generado estas historias para sus lectores, no sólo para informar y educar, sino para inspirar a las comunidades. También para evaluar con ojo crítico el desempeño de las autoridades, en quienes ha recaído la nada fácil tarea de enfrentar una crisis de salud, humanitaria y económica. En cada página quedará grabada la historia de este convulso 2020.

En el proceso, el Covid-19 nos ha recordado muchas cosas que dábamos por hecho. Ha evidenciado las consecuencias del término "buen gobierno", el valor de confiar en líderes e instituciones, y la fortaleza de la sociedad. También ha destacado el papel crítico y de confiabilidad que el periodismo juega en la salud y bienestar de nuestras sociedades.

Irónicamente, sin embargo, la pandemia también ha significado una amenaza para muchas redacciones. Mientras las audiencias aumentaron, los ingresos se redujeron, complicando mantener la calidad del trabajo periodístico como se viene haciendo hasta ahora.

Las noticias reales importan cuando ayudan a darle sentido a los hechos que se desarrollan en nuestro alrededor. El periodismo confiable es fundamental si queremos entender para dónde nos lleva el mundo en esta realidad post-pandemia. Los medios que están cerca de sus audiencias pueden ayudar a las comunidades en estos tiempos de cambios abruptos.

En su novela La Peste, que narra la historia de cómo los habitantes de un pueblo acaban por acostumbrarse a una plaga, el escritor francés Albert Camus decía: "El más fuerte deseo era, y es, seguir como si nada hubiera pasado… pero uno no puede olvidarlo todo, por más que uno quiera; la plaga avanza dejando huella, de una manera u otra, en el corazón de las personas".

Queramos o no, las "huellas en el corazón de las personas" que dejará Covid-19 las tendremos que enfrentar, una vez que la crisis que aún azota a todo el planeta pase.

Periodistas y periódicos profesionales serán vitales para ayudar a las comunidades a salir adelante de este reto. También serán vitales por el crítico cuestionamiento del desarrollo de nuestras comunidades.

Para analizar en retrospectiva qué se hizo bien o mal, estará la historia inmediata narrada por los periodistas. Para asomarse al futuro de una realidad que no conocemos, estará la narración diaria de los periodistas.

Por eso, la sustentabilidad de los medios nos debe importar -hoy más que nunca- a todos.