La campaña

Hoy x Hoy 07 de octubre de 2021

Seguramente, porque la campaña antes de las PASO había sido intensa y en algunos casos  demandó  fondos que costó conseguir, veníamos “tranqui” y los medios, sin todo lo que ofrece una campaña política, apuntábamos a otros temas, hasta que apareció una carta abierta del Justicialismo y ya no fue lo mismo.

Creo que fue el 1° de octubre, desde este espacio hice referencia al proyecto de debate, que se proponía y sin ningún sustento valedero, simplemente  por intuición, me anime a decir que el tema nos ocuparía en los días venideros, sin imaginar que aparecería un proyecto de ordenanza y se armaría el revuelo, al que desde el martes último estamos asistiendo.

Y resulta que ahora los temas ya son dos. Uno el debate y el otro, el proyecto de ordenanza. 

El debate es tema de las cuatro agrupaciones políticas, que deberán resolver si se hace y en caso de resultar favorablemente, determinar las condiciones. La ordenanza se reduce, simplemente, a quienes deben tratarla en el Concejo Deliberante, en donde el oficialismo tiene mayoría absoluta y puede hacer lo que mejor le convenga. Ahora me pregunto, ¿hay alguna situación que mejor se preste para concitar la atención ciudadana y exponer ideas y proyectos, sin tener que poner un solo peso? Creo que esto se resolverá rápidamente  y sin muchas discusiones.

Ahora, debate al margen, los plazos para la campaña no son muy largos y se debe usar el tiempo de la mejor manera. 

El pasado jueves 30 de septiembre, 45 días antes de los comicios,  se inició el período de campaña. El 10 de octubre, en tanto, será el inicio de la misma, en medios de comunicación audiovisual, 35 días antes de la elección general. El 20 de octubre, 25 días antes de la elección general, quedarán prohibidos los actos públicos vinculados a los anuncios de gestión. Y el 12 de noviembre, 48 horas antes de la elección, será la fecha de finalización de la campaña, mientras que a las 8hs de ese día comenzará la veda electoral.

En otros tiempos decían que “el tiempo se pasa volando” y créanme que es cierto, por eso no pueden perder tiempo en discutir por algo tan simple como el debate. Dudas eran las del Príncipe de Dinamarca: “to be or not to be”, pero esto es simple:  se hace o no se hace.

La campaña es otra cosa. Si analizamos los números de las PASO, vemos que solo votó el 70% de los ciudadanos. De los 9.735 empadronados concurrieron a votar 6.839 (70,25%) y los que no votaron resultaron ser 2.896 (29.74%). Esos son los que hay que identificar, ubicar y verlos para ver si se los puede convencer. Por otro lado, los votos en blanco alcanzaron a 764 y hubo 242 nulos, es decir 1.006 que tendrán alguna razón para tomar la decisión que tomaron. A esos también habría que verlos.

El tiempo, me parece, debe orientarse a eso, o ¿hay alguien a quien le sobren votos?.

Y si estos argumentos fueran pocos o sobrara tiempo, quedaría para analizar ¿Por qué la gente no fue a votar? ¿Por qué los dos partidos mayoritarios cayeron tanto en la consideración ciudadana desde el 2019 hasta ahora? ¿los vecinalistas lograron los votos que esperaban o lo que obtuvieron los conforma?

El debate estaría buenísimo, pero es solo una parte de la campaña, hay muchas otras cosas que analizar.  

Antes, pateaban la calle y cada casa era visitada por los candidatos, entregando la boleta, este año, a mi casa solo trajeron la de una lista, comentando esto me dijeron que ahora están las redes ¿con eso alcanza?