Para la UCA, la pobreza aumentó al 43,1% 

Interés General 10 de diciembre de 2022

Las cifras del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) evidencian que hay 18 millones de personas que son pobres y 3,3 millones que son indigentes en la Argentina.

En el último año, la pobreza aumentó del 42,4 al 43,1 por ciento, pero la indigencia bajó levemente, del 9 al 8,1 por ciento.

Aún con variaciones positivas por momentos, el análisis de la tendencia general muestra que en 2022 los hogares y la población de la argentina urbana no experimentaron mejoras significativas en el acceso al bienestar respecto a 2010 considerando la evolución del acceso a la alimentación, la salud, servicios básicos, vivienda digna, medio ambiente saludable, educación y empleo y seguridad social.

Se presenta una evolución favorable hasta 2014, que posteriormente se estanca y tiende a revertirse desde 2018.

Actualmente, bajo el escenario de postpandemia, la recuperación económica, el aumento de la ocupación, la caída del desempleo y los refuerzos en la asistencia social lograron atenuar o incluso revertir la tendencia creciente de los indicadores de indigencia y pobreza. 

En un escenario crecientemente inflacionario, con evolución de las prestaciones y remuneraciones nominales por debajo del incremento de la canasta básica, no se evidencia un crecimiento exponencial de la indigencia y pobreza por ingresos. Esto se debería a los esfuerzos de las unidades domésticas y la política pública de incrementar el número de perceptores laborales y no laborales delos hogares. 

Es decir, es el mayor esfuerzo productivo de los hogares y el incremento de la cobertura de la política pública -y no la calidad de los empleos, ni la evolución de las remuneraciones y prestaciones en términos reales- los factores que logran atenuar o, incluso revertir, la tendencia creciente de la indigencia y pobreza por ingresos.