Oración a la Justicia

Hoy x Hoy 11 de diciembre de 2020 Por Pedro Guillardoy

María Elena Walsh para los argentinos no necesita ninguna presentación y seguramente,  si alguien intenta calificarla se queda corto.

A partir de la tortuga, a quien la ciudad de Pehuajó le esta debiendo un monumento acorde a “los servicios prestado”, mucho más importante que el que uno busca cuando anda por el oeste bonaerense y lo encuentra un tanto “modesto”,  tiene en su haber cientos de canciones que son joyas de  nuestra música popular. Si quieren intentar una lista, empecemos por “Como la Cigarra”, “Barco quieto”, “El señor Juan Sebastián” y antes que me olvide “Sapo Fierro”, “no es lo mismo ser profundo, que haberse venido abajo”.

Un día debe haber estado pasando un momento similar al que viven hoy  muchos argentinos y compuso “Oración a la Justicia”  “Señora de ojos vendados/que estás en los Tribunales/sin ver a los abogados/baja de tus pedestales./Quítate la venda y mira/cuanta mentira.

Resulta que por estos días, el Senado Nacional está dando tratamiento al pliego por el cual se pretende designar al doctor Alejo Ramos Padilla en el Juzgado Federal N° 1 de la ciudad de La Plata, que es el que tiene competencia electoral en el distrito más importante en una elección nacional.

El mencionado Juez, desde los Tribunales de Dolores impulsó el denominado Caso D’Alessio, que tanto revuelo armó en su momento y en el que se sospechó alguna mano K. Y es por eso que legisladores de la Coalición Cívica lo han impugnado.  Todo esto recién comienza y aunque el final parezca incierto muchos son los que aventuran el resultado.

El hecho de tener muchos años y haber visto, como predecía Quijote, cosas de no creer, no estamos exentos de preocupaciones que se hacen extensivas a los hijos de nuestros hijos. Pero como no hay que desesperar, debemos  confiar que alguna vez, alguien se apiadará y pondrá las cosas en orden.

Pero para los que creen que la oración es una herramienta que puede elevarse hasta lo divino, les agrego otros versos de la Oración a la Justicia: “Lávanos de sangre y tinta,/resucita al inocente/y haz que los muertos entierren/el expediente.

Espanta a las aves negras,/aniquila a los gusanos/y que a tus plantas los hombres/
se den la mano. Ilumina al juez dormido,/apacigua toda guerra/y hazte reina para siempre/de nuestra tierra.

Señora de ojos vendados,/con la espada y la balanza/a los justos humillados/no les robes la esperanza./Dales la razón y llora/porque ya es hora”.

Es palabra de María Elena Walsh.

Hasta mañana.