A pesar de todo, sigue el paro

Hoy x Hoy 12 de enero de 2021 Por Pedro Guillardoy

Es sabido que una fuente inagotable de recursos del estado proviene de las exportaciones que realiza el sector agropecuario, especialmente de la agricultura. 

Para poder concretar esas exportaciones, en el ámbito del Ministerio respectivo, existe un registro de declaraciones juradas de ventas al exterior. A partir del primer día de enero y bajo el pretexto de asegurar el abastecimiento interno, desde el área de Agricultura, el gobierno suspendió ese registro hasta el 1 de marzo próximo.

La Mesa de Enlace Agropecuario integrada por las cuatro entidades representativas del sector, con el apoyo de tres de sus integrantes: Confederaciones Rurales Argentinas,  Sociedad Rural Argentina y Federación Agraria Argentina  resolvieron un paro de comercialización por 72 horas, a partir de las  0 horas del lunes 11 de enero.

La medida, como ha ocurrido en anteriores oportunidades, contó con el apoyo de las bases del sector productivo, que ratificaron la decisión con asambleas de productores en distintos puntos del país.

Cerca de la media noche del domingo (10/1) las autoridades del Ministerio de Agricultura de la Nación, emitieron un comunicado en el que anunciaban dejar sin efecto  “provisionalmente la medida de suspensión de registro de exportaciones" de maíz hasta el 1 de marzo, aunque con un límite de 30.000 toneladas diarias.

La medida, sin ninguna duda, tenía como objetivo evitar el paro. Argumentaba –el gobierno- que el maíz es un insumo clave para la industria alimentaria y solo restaría sin exportar un saldo de cuatro millones de toneladas mientras que los productores estiman que aún quedan entre ocho y nueve millones de toneladas. El titular de FAA, Carlos Acheroni en declaraciones a los medios, dijo en la mañana del lunes: “Hay 10 millones de toneladas (de maíz) y se necesitan un millón y medio para consumo interno. El abastecimiento es lo primero que tiene que estar garantizado, pero no por eso tiene que cerrarse la exportación".

En un marco de una importante inflación y con los precios del maíz en alza en los principales mercados internacionales, es lógico pensar que el Gobierno Argentino buscaba evitar La disparada de los precios, pero la respuesta fue concluyente. El Presidente de  CRA al respecto dijo "Comenzamos el paro y se está desarrollando. Esta resolución (del ministerio) salió después de la medianoche pero nosotros necesitamos la eliminación total".

Por lo que se ha visto en el primer día de paro, los resultados son efectivos y una vez más a las medidas inconsultas le han contestado con paros contundentes. Los parches del gobierno no han rendido efecto y como en otras oportunidades la unidad del sector sigue inconmovible. 

Hasta mañana